Como representantes de los abogados y abogadas jóvenes españoles, queremos transmitir el absoluto descontento de los profesionales de la Abogacía, por la falta de respeto mostrada por el Ministerio de Justicia hacia nuestro trabajo, ya que desde la implantación de Lexnet, este no ha funcionado correctamente durante un periodo continuo de tiempo, lo que supone una pérdida considerable de tiempo en nuestras jornadas de trabajo. En rara ocasión Lexnet funciona más de una semana sin incidencia alguna, siendo absolutamente esclarecedor el alto número de incidencias y justificantes por paradas de Lexnet que ha habido en tan sólo un año.

Lexnet se creó con la idea de solucionar uno de los mayores problemas de nuestro sistema de Justicia, su lentitud, y además, para conseguir un supuesto ahorro de papel, que nunca se ha producido. La presentación telemática de documentos así como el proyecto del “expediente judicial” iban, sin lugar a dudas, a promover una justicia más rápida, eficaz y eficiente, eliminando el exceso de gasto en papel. Sin embargo, a día de hoy, Lexnet no ha sido dotado de un presupuesto estructurado y realista, ni de los medios necesarios para llevar a cabo un proyecto de tales magnitudes, creando un programa que, desde su nacimiento, ha estado colapsado, con errores permanentes, y se ha caracterizado por su vulnerabilidad ante ataques y accesos no autorizados.

Todo ello nos ha llevado al punto de mayor gravedad en el que se ha encontrado la Justicia española contemporánea, con la exposición y filtración de datos confidenciales de procedimientos y la falta de independencia entre poderes, dejando desprotegidos a los compañeros y compañeras que se han visto obligados a usar este imperfecto sistema, así como a los usuarios de Justicia que continuamente deben ver sus procedimientos afectados por los defectos de Lexnet.

Lejos de implantar este sistema de forma progresiva y segura, haciéndolo obligatorio una vez conseguida su perfección, por ser un programa que trabaja en un ámbito de especial sensibilidad, se ha creado un programa que ha sido implantado con premura, sin estudiar las necesidades y estructura del mismo y sin hacer una inversión acorde a lo proyectado, debiendo ser dotado recientemente con 60 millones de euros, en contraposición a su creación en la que sólo se invirtieron 7,28 millones. Durante estos casi dos años que ha estado en funcionamiento, Lexnet ha provocado un caos absoluto en Juzgados y despachos de compañeros y compañeras, pues su implantación ha generado aún más papel del que quiso eliminar, entorpeciendo aún más la entrada, registro y reparto de los asuntos de lo que ocasionaba el papel, y ello por ser un programa lento, inoperativo y que falla tanto en su mecánica como en su garantía de seguridad.

A día de hoy, y tras la “crisis de seguridad” acaecida recientemente, el Ministerio únicamente ha actuado persiguiendo al responsable que ha advertido de la brecha de seguridad del programa, así como a los profesionales que accedieron a los expedientes de otros, pero en ningún caso se han tomado represalias o se han subsanado responsabilidades de los promotores de un programa que da continuos fallos.

Son diarias las fotografías a modo de denuncia en las redes sociales de Juzgados repletos de expedientes en papel, de camiones de reparto de papel que llegan a los Juzgados, de los funcionarios con carros llenos de expedientes y documentos, así como los ya reiterativos comunicados y quejas de los distintos operadores jurídicos, por lo que, podemos aseverar que, para nada Lexnet ha conseguido el fin que pretendía de papel cero.

Y es por todas estas muestras de mal funcionamiento y falta de seguridad, que repercuten en nuestro trabajo como abogados y abogadas, defendiendo los derechos de los ciudadanos y, sobre todo, por la falta de respuesta y reacción del Ministerio de Justicia, que la Abogacía Joven viene a reiterar con el presente comunicado la exigencia de depuración, necesaria e imprescindible, de responsabilidades que aún no se ha llevado a cabo. A través de este comunicado mostramos un posicionamiento claro y contundente en contra de la gestión llevada a cabo por el Ministerio de Justicia en relación con Lexnet y su problemática, y es por ello por lo que se deben tomar de una vez por todas las medidas adecuadas para el perfecto y correcto funcionamiento del programa que los profesionales de la Justicia estamos obligados a utilizar diariamente, así como para garantizar la seguridad del sistema, y evitar así la vulneración de los derechos de ciudadanos y profesionales y reiteramos la necesidad de que se depuren las responsabilidades que procedan en este asunto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies